No a la criminalización e ingreso en prisión de los vendedores ambulantes conocidos como manteros