Vic tomba per 'nazi' la moció de nomenar persones 'non grates' als 'sense papers'

De nou, Plataforma per Catalunya (PxC) es va quedar sol al ple municipal de Vic defensant la proposta de nomenar persones “non grates” als immigrants en situació irregular que resideixen al municipi.

Meses después de que la ciudad saltara a la palestra por el intento fallido del tripartito local (CiU, PSC y ERC) de dificultar el empadronamiento a los 'sin papeles', el líder ultra Josep Anglada se arrogó la autoría de la política de dureza contra los indocumentados, a los que ha vinculado con la delincuencia y de los que ha dicho que "su única obligación es marchar del país". Además, el presidente de la Plataforma ha postulado acelerar los trámites de expulsión, lo que ha catalogado de "humanitario".

El alcalde de Vic, el democristiano Josep Maria Vila d'Abadal, ha desmerecido la proposición y ha acusado a Anglada de cometer una provocación: "Es perverso querer declarar no grato a alguien que llega a la ciudad sin nada, es de nazi". La lluvia de críticas a la fuerza ultraderechista ha llegado de todos los partidos. El PSC ha calificado la moción de "impresentable" e ICV la ha entroncado con "la Alemania de los años 30", mientras que la CUP la ha definido de "la más repugnante que ha pasado por el pleno" y culpó al alcalde de alentarla tras probar de vetar a los irregulares del censo. Por su parte, CiU amenazó con denunciar a PxC ante la Fiscalía.

Anglada ha respondido con aspavientos a los comentarios de sus opositores y ha dedicado algún insulto a los concejales del equipo de gobierno, entre ellos, a la edil de ERC Gràcia Ferrer. Militantes y regidores de PxC en otras poblaciones coparon la pequeña sala del Ayuntamiento y han aplaudido las salidas de tono de su jefe de filas, quien se ha atrevido a bromear antes del inicio de la sesión situándose delante del sillón que ocupa Vila d'Abadal. "Ya queda poco para que me siente aquí", ha proclamado entre las risas de sus correligionarios. Al final de la moción, el candidato ultra en las próximas autonómicas amagó con abandonar el pleno pero, ante las advertencias de Vila d'Abadal, esandó el camino y volvió a tomar asiento.

PxC también fue el único partido que ha apoyado prohibir el 'burka' y el 'niqab' en las dependencias municipales. La propuesta, semejante a las que CiU y PP han interpuesto en varios consistorios catalanes, instaba a Vic a acordar un "marco común" con el Gobierno para impedir el uso del velo integral en la calle. Las tres formaciones del gobierno recordaron que prevén regular el uso de la prenda islámica en la nueva ordenanza de civismo que el Ayuntamiento de Vic elabora.

 

El Mundo

Log in with your credentials

Forgot your details?