Tod@s somos migrantes

SOS Racisme Catalunya s’adhereix al següent manifest, redactat per la Plataforma por los Derechos Humanos, contra el Racismo y la Xenofobia

Las organizacions, entidades y colectivos que forman parte de la Plataforma por los Derechos Humanos, contra el Racismo y la Xenofobia. “TOD@S SOMOS MIGRANTES”

Ante la situación que vive Canarias en los últimos meses, con el aumento de la llegada de personas procedentes del continente africano a nuestras costas cada vez desde tierras más lejanas y en embarcaciones precarias (pateras y cayucos), incapaces de mantenernos indiferentes ante el elevado número de personas muertas ni con el estado en el que llegan y cómo son tratados los que consiguen arribar con vida a nuestras islas,

MANIFESTAMOS NUESTRO TOTAL DESACUERDO CON:

  • El hacinamiento que sufren las personas migrantes en las comisarías de Playa de las Américas, de Santa Cruz y de otros lugares e islas de nuestro archipiélago, teniendo en cuenta el precario estado de salud en el que vienen y las carencias materiales (duermen en el suelo, carecen de servicios higiénicos) y humanas (reducido número de personal sanitario para asistirlos) que los citados espacios presentan. Hecho que atenta claramente contra los Derechos Humanos más elementales, como bien prueba la reciente muerte de un migrante en las dependencias de la Policía Nacional de Playa de Las Américas, sin que se tuviera la presteza que su precario estado de salud requería, el de un ser humano que había llegado horas antes a nuestras costas, en un cayuco del que sus ocupantes habían arrojado 17 cuerpos sin vida al mar (según sus propias manifestaciones).
  • La falta de respeto a la normativa que rige los CIEs (Orden de 22 de febrero de 1999, sobre las normas de funcionamiento y régimen interior de los Centros de Internamiento para Extranjeros): no se cumple el régimen de visitas, no se presta la adecuada asistencia legal, no se facilita la comunicación de los internos con el exterior; y el lamentable estado en el que malviven en ellos personas que no han cometido ningún delito: claramente desbordados en su capacidad alojativa, hacinados, faltos de medios humanos y materiales, y como en el caso del Acuartelamiento de Las Raíces, en tiendas de campaña al aire libre en un lugar donde la climatología es adversa, en un espacio que teniendo carácter temporal lleva camino de perpetuarse.
  • El no facilitar la información y los medios adecuados para que las personas migrantes puedan solicitar asilo o refugio político, con lo que se vulneran los derechos internacionales de protección a que toda persona puede y debe tener acceso, como así ha quedado de manifiesto en distintos informes (Amnistía Internacional, ACNUR,).
  • Las condiciones de repatriación de las personas migrantes, sin garantizar su seguridad e integridad abandonados en terceros países donde luego se les traslada al desierto o a la frontera más olvidada.
  • Las actuaciones que embarcaciones españolas o extranjeras de vigilancia o rescate están llevando a cabo en el mar, resultándonos inadmisible que a una embarcación que se localiza en el mar se la obligue a cambiar su rumbo o destino sin salvaguardar en primer lugar la seguridad total de todos sus ocupantes y sin importar las consecuencias que pudiera tener ese acto para la embarcación y las personas que se encuentran en ella”. A tal efecto: véanse los Informes recientes de Amnistía Internacional de fecha 7 de julio de 2006, o la recomendación que hizo la adjunta del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Erika Feller, a finales de mayo del año en curso, o revísense informaciones relativas a una embarcación que naufragó recientemente frente a las costas de Mauritania con resultados trágicos.
  • El discurso alarmista y excluyente que se escucha, cada día más fuerte, permitido, alentado y en ocasiones promovido desde diversos sectores de la sociedad canaria con distintos fines, hecho éste que impide un planteamiento que posibilite abordar realmente el fenómeno de la migración, creando actitudes xenófobas y racistas de consecuencias impredecibles, que no hacen más que dar alas a los argumentos más insolidarios e irrespetuosos para con la dignidad de las personas.
  • Que tras el considerable incremento de menores extranjeros no acompañados llegados a las islas, se los trate como una parte más del problema del control de los flujos migratorios, con el consiguiente menoscabo de los derechos que la legislación nacional e internacional les dispensa, esto es: derecho a la vida, a la protección, a un desarrollo pleno y a una completa integración social.

EN BASE A LO AFIRMADO:

1. EXIGIMOS A las Autoridades y Organismos competentes:

  • En lo relativo al punto 1., Hacinamiento:

Que se tomen las medidas que habitualmente se aplican en otras situaciones humanitarias similares (desplazados u afectados por huracanes, lluvias torrenciales y otros fenómenos), alojando a las personas migrantes en lugares públicos o privados donde puedan disponer de espacio y asistencia sanitaria dignos y acordes a la situación en la que se encuentran como seres humanos que son.

  • En lo relativo al punto 2., CIEs:

Sin estar de acuerdo con que se encierre a personas que no han cometido delito en un centro de internamiento donde se les priva de su libertad, ateniéndonos a la realidad actual,

  • Que se habiliten nuevos centros en otros espacios y municipios, dotándolos de medios y personal de asistencia suficientes, con el fin de eliminar las condiciones de hacinamiento e insalubridad en la que viven las personas migrantes, como así ha quedado de manifiesto en las últimas semanas.
  • Que se respete el Reglamento de los Centros de Internamiento para Extranjeros y se les dote de los medios necesarios para atender los derechos legales que este colectivo tiene, con intérpretes y asistencia jurídica que garanticen el respeto de sus derechos y la protección a aquellas personas que sufran algún tipo de persecución.
  • Que se permita la comunicación externa con las personas internadas, derecho que no está vetado ni siquiera a la población reclusa.
  • Que se permita el acceso a los CIEs a otras ONGs y Asociaciones vinculadas a la asistencia y mediación social de personas migrantes y demás colectivos.
  • En lo relativo al punto 3., Asilo:

Que se tomen las medidas necesarias para que toda persona migrante retenida en nuestras islas sea puntualmente informada de los derechos que en materia de asilo le asisten, de acuerdo con la legislación internacional vigente.

  • En lo relativo al punto 4., Repatriaciones:

La finalización inmediata de las repatriaciones que contravengan la legalidad establecida por el derecho internacional y la misma normativa española.

  • En lo relativo al punto 5., Actuaciones en el mar:
  • La no aplicación de medidas o soluciones militares a un fenómeno social de carácter global como es la extrema pobreza en la que vive buena parte de la población del Continente africano. A tal efecto rechazamos la petición del Parlamento Canario y otros partidos a nivel particular de emplear buques de guerra en el control de la inmigración.
  • El socorro y auxilio de todas las personas que se localicen en el mar, sea en pateras, cayucos u otros barcos, con medios civiles adecuados, de lo contrario seríamos responsables directos de sus muertes.
  • En lo relativo al punto 6., Discurso:
  • Que partidos políticos, medios de comunicación y todos los demás implicados dejen de usar demagógica e interesadamente la cuestión de la migración, informando verazmente a la población y no manipulándola y asustándola de manera infundada.
  • Que se cumpla el “Decálogo para una comunicación integradora y no xenófoba” que elaborado por el Foro Canario de la Inmigración, fue firmado por los Medios de Comunicación Social, y en el que se exigía no usar el fenómeno de las migraciones como “instrumento de enfrentamiento partidista”.
  • Que se evite generar cualquier clima de confrontación pública o social, dada la gravedad y trascendencia del problema que afecta a poblaciones que han sido víctimas, desde hace siglos, del expolio por parte de de las naciones del Norte.
  • Que se pongan los medios efectivos necesarios para facilitar la construcción de una sociedad integrada, con la participación de todas personas que convivimos en ella.
  • Que primen la claridad y la transparencia en las cuestiones relativas a inmigración (justo lo contrario a lo que ahora ocurre), como vía con la que acercar y hacer comprender el fenómeno a la población.
  • En lo relativo al Punto 7., Menores:
  • Se respeten escrupulosamente los derechos que asisten a los menores extranjeros no acompañados, y muy especialmente: el derecho que tienen a obtener el permiso de residencia una vez transcurridos nueve meses desde el inicio de su tutela (art. 92. Reglamento de Extranjería), y el que les asegura que se han de tomar todas las garantías posibles a la hora de determinar su edad o repatriarlos bajo el concepto de “reagrupación familiar”.

2. PEDIMOS A la población en su conjunto,

Que recapacitemos y reflexionemos todos siendo conscientes de:

  • Que todos somos migrantes, y hasta la década de los 70 del siglo pasado Canarias fue una tierra de emigrantes (canarios en otros países), donde un alto porcentaje de su población salió de nuestras Islas en busca de recursos con los que disfrutar de una vida más digna y una gran mayoría zarparon en barcos clandestinos arriesgando su vida en el mar del mismo modo que hoy hacen nuestros vecinos africanos.
  • Que la información que la población canaria recibe a través de los medios de comunicación y de los responsables políticos, en relación al crecimiento de la población en nuestro Archipiélago, es parcial cuando se hace ver que la superpoblación de las Islas es debida a la llegada de personas migrantes procedentes de los países empobrecidos. Según los datos del ISTAC, el 50 % de la población migrante que se asienta en las Islas proviene de los países europeos, el 40 % de los países latinos y sólo el 10 % de países africanos.
  • Que los estudios realizados por las instituciones sanitarias y por las ONG’s que trabajan con los colectivos de migrantes no han detectado, durante más de diez años de trabajo, que estos sean portadores de más enfermedades que la población residente en Canarias. Resultando que las personas africanas que llegan a Canarias, justamente por haber superado un viaje largo y peligroso son las más sanas, jóvenes y fuertes.
  • Que todos juntos exijamos la apertura y acercamiento de los Centros de Internamiento a la sociedad, como forma con la que mitigar los prejuicios a los que la ciudadanía se enfrenta al abordar el fenómeno migratorio.

Y actúen en consecuencia, con toda la solidaridad, el respeto y la comprensión que las personas migrantes merecen.

Las Organizaciones que REFRENDAMOS ESTA COMUNICACIÓN, entendemos que nuestras reivindicaciones son sólo “parches” necesarios ante una situación de urgente necesidad “local” y sabemos que la única solución viable a medio y largo plazo es un cambio en las reglas del comercio internacional “global”, de forma que se gestione un consumo responsable, se cancele la deuda externa, se garantice la utilización y distribución justa de los recursos de cada país, se realicen programas de codesarrollo con los países empobrecidos, y en definitiva se tomen todas cuantas medidas sean necesarias para que desaparezcan las causas que generan estos hechos: la riqueza en la que vive una pequeña parte de la población mundial, a costa de la otra empobrecida y explotada.

En Santa Cruz de Tenerife a 27 de septiembre de 2006

Plataforma por los Derechos Humanos, contra el Racismo y la Xenofobia

Log in with your credentials

Forgot your details?