LA FEDERACIÓN DE SOS RACISMO SE OPONE A LA INMINENTE APROBACIÓN DE LA DIRECTIVA EUROPEA DE LA VERGÚENZA POR PARTE DEL PARLAMENTO EUROPEO, POR REPRESENTAR UN RETROCESO EN EL RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS AL LEGITIMAR LA RECLUSIÓN DE lAS PERSONAS INMIGRANTES EN SITUACIÓN IRREGULAR EN LOS CENTROS DE INTERNAMIENTO HASTA 18 MESES.