SIN EL RECONOCIMIENTO DEL DERECHO AL VOTO NO HAY UNA VERDADERA DEMOCRACIA