Una nueva brigada policial que aumenta el apartheid jurídico