La frontera sur de Europa es otro Muro de la Verguenza