La política migratoria del Gobierno aumenta el riesgo de muerte de las personas que intentan llegar al Estado español

Ante la llegada de personas subsaharianas procedentes de la costa africana, Senegal y Mauritania, a Canarias, la saturación de los centros para extranjeros de estas islas y el traslado de estas personas a la península abandonadas a su suerte, SOS Racismo denuncia:

  • Centenares de muertes años tras año son la muestra del fracaso de la política europea de inmigración y también de las consecuencias de un modelo de mundialización que acrecienta progresivamente el abismo de la desigualdad entre el continente europeo y el africano. Estas muertes son evitables porque no son un efecto de una catástrofe natural sino de una catástrofe política y económica. Los flujos migratorios de África no pueden tener como respuesta un blindaje de fronteras y control policial. Aumentar estos recursos militares y policiales a partir de patrullas, satélites etc no hace más que provocar más muertes al forzar rutas más peligrosas. El blindaje de fronteras además de ser injusto es la antítesis del realismo político.
  • La subcontratación del control de fronteras a terceros países respondiendo a la nueva política europea de externalización de fronteras provoca un aumento de la impunidad en la vulneración de derechos humanos. Si hasta ahora observábamos la situación de las personas que llegan a nuestras fronteras (inadmisión de solicitudes de asilo, expulsiones, hacinamiento en los centros falta de garantías jurídicas..) ahora esta realidad quedará lejos de nuestra mirada. Ahora queda en manos de países donde el respeto a los Derechos humanos es más que dudoso con la complicidad de una Europa que incentiva esta política y condiciona las ayudas a estos terceros países a cambio de este control. Tenemos datos de cuantas personas se encuentran en el centro construido en Mauritania? Cuantos solicitantes de asilo hay? Cuál es su trato?
  • La actitud del gobierno es intolerable vuelve a apostar por más de lo mismo:
    • La implicación en las políticas migratorias del Ministerio de Defensa antes en Ceuta y Melilla, luego en Mauritania y ahora en Senegal no hace más que reforzar la percepción de que se trata de luchar contra una invasión.
    • Las declaraciones del Ministro Moratinos culpabilizando a los países emisores y sugiriendo que se condicionen las ayudas a su implicación en el control de la inmigración son totalmente cínicas. Se puede exigir a países que ocupan los últimos puestos en PIB per cápita que limiten sus ingresos provenientes de la inmigración? Se puede condicionar una ayuda a África al aumento y creación de infraestructuras de blindajes de fronteras en lugar de apostar por fomentar la creación de escuelas, avances tecnológicos en los cultivos agrícolas y otras infraestructuras que saquen de la pobreza a sus habitantes? Cuándo el estado español destinará el 07% a la ayuda al desarrollo?
    • En lugar de replantearse un modelo migratorio que no ofrece vías legales de entrada se sigue apostando por las repatriaciones a partir de convenios y de propuestas como el Plan África. Cómo puede venir actualmente un ciudadano de Mali de forma legal al Estado español? Qué opciones se le ofrecen, más allá de que se quede en su país o se aventure a morir en una travesía?
    • Seguir enviando a la península personas con órdenes de expulsión no ejecutadas que no tendrán ninguna posibilidad de poder formar parte, en igualdad de condiciones, de esta sociedad en los próximos años es perpetuar un modelo instaurado (y practicado por todos los gobiernos anteriores) que es totalmente contrario al respeto a la dignidad humana. Intentar invisibilizar a una persona a partir de un documento de expulsión es abocarlo a la exclusión social, incomprensible en un estado de derecho.

Por todo ello SOS Racismo exige:

  • Un aumento de los recursos de acogida en Canarias que de una solución a la saturación de los centros y una coordinación con el resto de administraciones autonómicas para garantizar un proceso de acogida de estas personas.
  • Una revocación de todas aquellas órdenes de expulsión no ejecutables.
  • Un cese de las políticas de repatriaciones y de externalización de fronteras.
  • Un replanteamiento y cambio de orientación de la política migratoria que tenga como prioridad el respeto a los derechos humanos, la apertura de vías legales de entrada y la cooperación internacional efectiva para el desarrollo.

Federación de Asociaciones de SOS Racismo del Estado Español

Barcelona, 16 de mayo 2006

El Racisme Qui Som ¿Que Fem? Informat't SAID Actua
La problemàtica Objetiu Campanyes Notícies Publicacions Servei d’Atenció i Denúncia Activisme
Testimonis Una mica d'historia Històric de campanyes Posicionaments ·Informes Donació
Informació pràctica Transparencia Formació Multimèdia ·Memòries Associa't
Premsa ·Revista Colors
Butlletí ·Relats Reals

Log in with your credentials

Forgot your details?