NO al racismo institucional de el Ejido

Después de cuatro años del estallido racista del Ejido, que constituye uno de los actos racistas más graves vividos en Europa en los últimos años volvemos a denunciar la permanencia y consolidación en este municipio del más descarado racismo institucional y del clima de impunidad en el que se ampara.

La situación estructural que contribuyó a causar los hechos del 2000 persiste, hoy en El Ejido y parte del poniente almeriense se tiene que continuar hablando de explotación laboral, segregación urbanística, consentimiento del racismo por parte de las instituciones y situación de irregularidad de la mayoría de los trabajadores.

Igual que las agresiones de particulares no han cesado y así lo demuestran las denuncias recogidas en octubre del 2003,el abuso de autoridad por motivos racistas por parte de la policía local también ha ido en aumento en los últimos meses, así lo corroboran las denuncias recogidas por los agentes sociales de la zona.

El clima de impunidad para estas actuaciones se ampara en una reforma de la ley de Extranjería que incita a la “caza” del irregular en las calles y en la excusa de la seguridad tras los atentados del 11 de marzo. Toda vale para justificar y perpetuar este racismo institucional.

Ante esta situación las asociaciones firmantes denunciamos:

  • Las agresiones de agentes de la policía local de El Ejido son totalmente conocidas y públicas:( los agentes agresores están identificados, las víctimas aportan los partes médicos de las lesiones, hay testigos etc.) en cambio nadie las pone freno.
  • El apoyo que desde el Consistorio se está dando a estas actuaciones refleja la consolidación del racismo institucional y el mayor desprecio a los derechos humanos y al Estado de derecho por parte del alcalde Sr. Enciso.
  • La desprotección e indefensión de las víctimas por estar la mayoría en situación irregular y planear sobre ellos la posible expulsión.
  • El miedo de la población inmigrante a denunciar dado que no llega haber ninguna sentencia condenatoria para los agresores que siguen ejerciendo en el municipio y por tanto las víctimas han de continuar viendo cotidianamente a sus agresores.

Por todo ello exigimos:

  • Un pronunciamiento público del Ayuntamiento explicando el por qué teniendo constancia de estos hechos no ha realizado ninguna investigación ni ha colaborado en ninguna de las diligencias judiciales abiertas a estos agentes, cuando este cuerpo policial depende de esta institución y por lo tanto son los máximos responsables de su buen funcionamiento.
  • Las instituciones con competencia en la materia: Delegación de Gobierno en Almería y la Junta de Andalucía inicien una investigación sobre la actuación de la policía local en El Ejido y tomen medidas reales para erradicar la situación de violencia racista que se vive en la zona fomentada por la política municipal.
  • Las asociaciones firmantes presentamos la queja al Defensor del Pueblo Andaluz, así como hacemos llegar nuestra denuncia a los organismos y representantes de derechos humanos europeos: Relatora de Derechos Humanos y Foro Cívico.
  • Un Estado de Derecho como se supone que es el Estado Español, no puede permanecer impasible ante situaciones como las que se está viviendo en el Ejido. La no actuación también es una forma de hacer política y por tanto permitir que un gobierno municipal vulnere constantemente los derechos humanos es una vergüenza y un atentado contra los valores democráticos de nuestra sociedad.

Federación de Asociaciones de SOS Racismo del Estado Español

11 mayo 2004

0 Comments

Leave a reply

L'adreça electrònica no es publicarà.

Log in with your credentials

Forgot your details?