Muerte de un ciudadano camerunés en la frontera sur

A día de hoy, SOS Racismo ha recibido noticias desde la frontera sur, entre Melilla y Marruecos, sobre la muerte de un ciudadano camerunés, a manos presuntamente de agentes de la Guardia Civil. En nuestra labor de que no quede ninguna duda de si este abuso se ha producido o no, solicitamos con este comunicado la apertura de una investigación exhaustiva que permita aclarar estos hechos.

Esta realidad nos preocupa enormemente no solo porque afecta a una frontera, donde se venido denunciado reiterados abusos y violaciones de derechos humanos, tanto por la Policía española como por la marroquí, sino por tratarse de un nuevo episodio, si se confirma, de maltrato por parte de las fuerzas de seguridad, en este caso hacia ciudadanos que solo pretenden buscar una vida mejor.

A continuación, transcribimos los hechos tal como nos han sido narrados por ciudadanos extranjeros que se encontraban en el lugar del suceso:

“A las dos de la madrugada un grupo fuímos a intentar cruzar la alambrada que separa Marruecos de Melilla. La Guardia Civil nos atacó utilizando, como siempre, todos los métodos más duros de tortura. La porra eléctrica, las esposas, gases lacrimógenos, balas de goma, balas reales.Estaban pegando mucho a uno de los compañeros… hasta que no se levantaba.

Abrieron la puerta pequeña de la alambrada y deportaron a todo el grupo a Marruecos junto al cuerpo del compañero.El cuerpo muerto yace junto a nosotros en este bosque esperando que alguna autoridad internacional que se haga eco de todo ésto. La Guardia Civil puede asesinarnos con total impunidad.”

A la vista de este relato, creemos que urge investigar y aclarar esta situación, y si se constata que así ha ocurrido, que se castigue a quienes sean culpables. No es la primera vez ni la última que los inmigrantes subsaharianos en tránsito por Marruecos sufren agresiones de este nivel.

Desde Ceuta se han documentado 271 deportaciones ilegales efectuadas por la Guardia Civil en los últimos tres meses. Según los testimonios de estas personas, antes de la deportación, nos narran que fueron torturados.

Por todo ello, solicitamos:

  • Justicia para el ciudadano asesinado.
  • Que la Guardia Civil de las fronteras de Ceuta y Melilla sea exhaustivamente investigada, y se castigue a quien haya podido cometer este abuso u otros.
  • Al Gobierno español, que no subcontrate a terceros países la violación de derechos humanos.

Federación de Asociaciones de SOS Racismo del Estado español

30 agosto 2005

0 Comments

Leave a reply

L'adreça electrònica no es publicarà

Log in with your credentials

Forgot your details?