La UE debe renunciar a los campos de extranjeros fuera de las fronteras de Europa y a su política de externalización

La cuestión de la creación de campos de extranjeros en las fronteras de la UE está de plena actualidad. Mañana en Bruselas se realizará una conferencia de prensa en la que numerosas ONGs, nacionales e internacionales, mostrarán la oposición de la sociedad civil a este proyecto de creación de campos, relanzado por los ministros italiano y alemán.

Esta oposición se ha concretado en un Manifiesto denominado Llamamiento contra la creación de campos en las fronteras de Europa, que en España ha sido firmado, entre otras organizaciones, por la Federación SOS Racismo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, la Federación Andalucía Acoge, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía y ACSUR Las Segovias.

Europa, en el momento de abrir una nueva etapa hacia la integración política, no debe entrar en la peligrosa vía de externalización de los procedimientos de asilo y de inmigración, pues supone renunciar a las responsabilidades que le incumben en la aplicación de los acuerdos internacionales suscritos por la UE. La idea de crear campos fuera de las fronteras, que según parece no va a estar finalmente en la agenda del consejo que comenzará el día 5 en Bruselas, creemos que debe ser definitivamente abandonada por la UE y no ser resucitada cada vez que se produce un naufragio dramático o una llegada masiva de inmigrantes, que lo que demuestra en realidad es el fracaso de las políticas de gestión de los flujos migratorios.

Las cinco organizaciones nos congratulamos de que los recelos de España y Francia hacia esta externalización de los procedimientos de asilo y migración haya bloqueado (entre otras razones) su estudio en esta reunión del 5 de noviembre. No obstante tenemos dudas razonables en cuanto a los motivos de fondo de la postura española, por cuanto sabemos de las negociaciones existentes con el Gobierno de Marruecos para poner en marcha estos campos de extranjeros en su territorio. Al tiempo que miles de inmigrantes se encuentran en condiciones infrahumanas en campos de fortuna en las fronteras de Ceuta y Melilla.

Por todo ello, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, la Federación SOS Racismo, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, la Federación Andalucía Acoge y ACSUR Las Segovias demandamos al gobierno español una postura firme de rechazo a la puesta en marcha de cualquier medida que supongo la creación de estos campos y la externalización del asilo y de la inmigración, que supone un verdadero retroceso de los derechos humanos en la Unión Europea.

Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía
Federación Andalucía Acoge
Federación SOS Racismo
ACSUR Las Segovias
CEAR

2 noviembre 2004

0 Comments

Leave a reply

L'adreça electrònica no es publicarà

Log in with your credentials

Forgot your details?